Categorías:

Los desaparecidos y las fosas del incómodo pasado

Desaparecido fue el eufemismo con el que se denominó a las víctimas del terrorismo de Estado planificado y puesto en marcha por la dictadura militar en Argentina entre 1976 y 1983. El término desaparecido ya lo había definido uno de los golpistas del 24 de marzo de 1976, el general Rafael Videla, en respuesta a las primeras indagaciones y presiones internacionales sobre la represión: “Mientras sea desaparecido no puede tener ningún tratamiento especial, es una incógnita, es un desaparecido, no tiene entidad, no está ni muerto ni vivo, está desaparecido”.   Publicado en ‘infoLibre’ (17 de junio de 2017), accesible aquí.

Viejos y nuevos relatos de las revoluciones de 1917

Cien años después de “aquellos días que sacudieron el mundo”, los historiadores especialistas en Rusia examinan y debaten las tendencias y temas de investigación más influyentes en la reciente historiografía, aunque habían echado buenas raíces con anterioridad, desde el desplome de la Unión Soviética en 1991. Publicado en la revista ‘Historia Social’ nº88 (2017), accesible aquí.

Bolcheviques en el poder

Durante el verano de 1917, la confianza en que “la Gran Revolución Rusa” uniría a los ciudadanos había dado paso a la división. Bajo ataques desde la derecha y la izquierda, los Gobiernos de Lvov y Kerensky se enfrentaron al desplome de las ilusiones sobre la capacidad del pueblo para fortalecer su concepto de democracia y ciudadanía Cuando se comprobó que las masas no lo apoyaban, esos Gobiernos recurrieron cada vez más a la fuerza del Estado como única forma de persuasión. Publicado en el diario ‘El País’ (25 de abril de 2017), accesible aquí.

“¡Caudillo, a tus órdenes! ¡Arriba España!”

José Utrera Molina era, a comienzos de los setenta, cuando la dictadura agonizaba, un hombre de orden, preocupado por el futuro, por la sucesión de Franco y por garantizar la continuidad del régimen tras su muerte. En el verano de 1974, justo en el momento en que Franco se recuperaba de una grave enfermedad, Utrera Molina le advirtió sobre la amenaza liberal que avanzaba por España. Franco le tranquilizó: “No olvide que, en último término, el ejército defenderá su victoria”. Publicado en el diario ‘El País’ (23 de abril de 2017), accesible aquí. .

Anarquistas en el gobierno

Esta es la historia de un hecho irrepetible: la de cómo cuatro anarquistas llegaron a formar parte del gobierno español. Los resultados de la Guerra Civil desvalorizaron o relegaron al olvido lo logrado por aquellos ministros.   Publicado en la revista ‘Historia y Vida’ (Febrero 2017), accesible aquí.