Categorías:

Un dirigente obrero en el Gobierno de la República

El 4 de septiembre de 1936 Francisco Largo Caballero sustituyó a José Giral en la jefatura del Gobierno de la República en guerra. Fue el primer y único Gobierno de la historia de España presidido por un dirigente obrero y la primera vez que había ministros comunistas en un país de Europa occidental. Faltaban todavía los anarquistas, que entraron en el Gobierno dos meses después. Desde septiembre de 1936 a mayo de 1937, Largo Caballero, con la colaboración de todas las fuerzas políticas y sindicales que luchaban en el bando republicano, presidió la reconstrucción del Estado, la militarización de las […]

Camino al desastre

En busca de los auténticos motivos que echaron abajo la República, Julián Casanova analiza cómo se encontraba nuestro país política y socialmente cuando tuvo lugar la intentona golpista que desembocó en la Guerra Civil. Publicado en la revista Historia y Vida de julio de 2016, accesible aquí:

La guerra española en el reñidero de Europa

En julio de 1936 una parte importante del ejército español se alzó en armas contra el régimen republicano. El golpe militar no pudo lograr de entrada la conquista del poder. Si lo hubiera conseguido, no habría tenido lugar una guerra civil, sino una dictadura del tipo que estaba comenzando a dominar en Europa en ese momento y que se estableció en España a partir de abril de 1939. Publicado en el suplemento Babelia de El País, 18-07-16, accesible aquí:

The Spanish Civil War, 80 years after

During the early hours of 18 July 1936, General Francisco Franco declared a state of war and his opposition to the Second Spanish Republic. In undermining the Republican government’s ability to keep order, the ensuing coup d’état precipitated unprecedented open violence. Thus began the Spanish Civil War. Publicado en Eurozine.com (Inglés) y Razpotja (Esloveno), 18-07-16, accesible aquí:  

Golpe de Estado, guerra civil y políticas de exterminio

Italia y Alemania hicieron mucho por España en 1936 (…) Sin la ayuda de ambos países no existiría Franco hoy”, le dijo Adolf Hitler a Galeazzo Ciano, ministro de Asuntos Exteriores italiano y yerno de Benito Mussolini, en septiembre de 1940. Es una sentencia que resume perfectamente lo que muchos contemporáneos creyeron entonces y algunas investigaciones confirmaron décadas después: que la intervención fascista y nazi había sido decisiva para la derrota de la República o para la victoria de los militares que se sublevaron contra ella en julio de 1936.   Publicado en InfoLibre.es, 16-07-16, accesible aquí: